Bajo luz difusa

Justo Fernando Vallejos /
Ciudad Darío, Matagalpa

Levedad

Sólo te pido un pedacito de ternura,
algunos besos leves,
para vivir un instante sin tiempo, insoportable.

Impresión

Wendy, todo se retiene en tu nombre,
valdría la pena los asombros en el invierno.
Hoy vi tu rostro en los ventanales,
donde la soledad encontró refugio,
y me ha quedado una sensación
que conservo hasta ahora.

Para acariciarte

No miro tus manos
sé que tiemblan
tiemblan
al pasar las mías
sobre las tuyas
rozándote
(rozándonos)
tiemblan.

Mejor veo tus ojos
esos ojos de mirada triste
que sí me hacen temblar a mí
cuando me ves.

Irrepetible

Toque mágico de palabras.
Armonía.
Del oriente vienen cosas muy buenas,
y vos traes ese misterio.
Sentí que si alguna cosa deseaba saber,
era Silvia
tenerla cerca
como una de esas noches que retienen el tiempo,
cuando me hablaste del país lejano,
y descubrí nostalgia en tus ojos.

Frinee

En este reducto de papeles y libros,
y bajo una luz difusa
escribo un último recuerdo.
Te has marchado.
Ya lo sé.
Esta tarde con nostalgia
me lo confirman.
Tu marcha solemne por la vida,
llenaron de esplendor una época,
en un pueblo provinciano donde te conocí,
tus ojos en miel
avizoraron la distancia
en un parpadeo infinito.