Insurrección de las luciérnagas de Henry A. Petrie bajo el alero de Nuevas Miradas

Prólogo

Juan Ramón Huerta /
Director fundador de Nuevas Miradas

El escritor Henry A. Petrie no dudó ser mi cómplice natural de una aventura periodística que inició el 11 de septiembre del año 2017. Nuevas Miradas, historias sin filtro, fue posible por el concurso de jóvenes con ganas de emprender, periodistas en ejercicio, amigos dentro y fuera del periodismo.

De pragmático a pragmático fue la conversación que no pasó de la media hora. «No solo vengo a contarte de mi proyecto, quiero que escribas tu columna», recuerdo haberle expresado a Petrie a quien conozco, además de exigente escritor y analista, como emprendedor y de ideas avanzadas.

«Déjame ver, tengo que organizarme, eso es muy serio, requiere disciplina», me dijo y en efecto, en su primera columna de aceptación escribe: «Después de pensarlo un tanto, acepté la invitación del periodista Juan Ramón Huerta, amigo desde los años ochenta. Sé de lo que estamos hechos, por esta razón el Sí siempre debe ser rotundo».

¿Por qué El Círculo? «Porque representa la sabiduría infinita, el espíritu de la vida en movimiento constante e interacción creativa». A través de Círculo de Henry A. Petrie se estaba gestando otro bebé: el primer libro parido en el seno de Nuevas Miradas, Insurrección de las luciérnagas, en cuyo cuerpo alcanzan las columnas dedicadas a la proeza juvenil que despertó a Nicaragua el 18 de abril del año 2018.

Este libro, producido en el alero de Nuevas Miradas, constituye un modesto homenaje a la lucha; primero de los jóvenes aguerridos que se lanzaron a las calles sin reparar riegos, al costo de sus vidas al enfrentarse a una maquinaria criminal de turbas, paramilitares y gendarmes del régimen que desde ese día no han dejado de perseguir al pueblo de Nicaragua.

Es la graduación de Círculo, la producción laboriosa del escritor que ha ido cotejando fenómenos, hechos, explicando circunstancias y enhebrando faenas heroicas de una lucha juvenil que después fue robustecida por adultos.

Henry A. Petrie también advierte el declive de lo tradicional, lo embustero, lo antiético, lo pernicioso; de cómo un partido que llevó al poder a una revolución hoy se autodestruye, cae en pedazos y se convierte en huestes criminales.

En cada capítulo de este libro, Petrie habla con propiedad de protagonista, de testigo, de conocedor de la herencia de una generación de jóvenes que abrazó el cielo, pero que su proyecto se pasmó y quedó pendiente.

Vinieron de héroes a villanos. Por esa razón, los nietos de esa epopeya se levantaron, no aguantaron y expusieron su pecho desnudo al silbar de las balas disparadas por los villanos.

Insurrección de las luciérnagas es un proceso vivo, que nunca se apagará y que, si a veces vemos desánimos y contradicciones, son los dolores de un parto democrático, nunca fácil, siempre causa dolores y hasta heridas.

Descargue gratis el libro AQUÍ: