Charlatanes y coronavirus

María Teresa Bravo Bañón /
Cataluña, España.

Existe una saturación de información y desinformación a la vez, sobre el coronavirus. Los charlatanes de feria que antes iban en carromatos por los pueblos vendiendo elixires mágicos, que lo mismo te curaban un dolor de muelas que unas hemorroides, proliferan por las redes.

Ahora se disfrazan por Youtube de doctores eminentes de prestigiosas universidades que nadie conoce. Te pueden dar una lección de anatomía, patología, inmunología sui generis, que te echarías a reír hasta caerte; si no fuera porque en tiempos de pandemia, asomados al desconcierto, al horror y a la inseguridad, bombardeados por noticias conspiranoicas, apocalípticas o poniendo hasta en tela de juicio a la mismísima OMS; millones de personas en el mundo se lo creen y más peligroso aún, lo experimentan y los llevan a la muerte.

Algunos son simplemente inofensivos consejos sobre alimentos contra el coronavirus, sobre los supuestos beneficios de alimentos como el ajo, la cebolla o el jengibre: la popularidad de estos alimentos se debe a que una doctora peruana y sus familiares se habrían curado del covid-19 gracias a ellos.

Es por esto que la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (CGCODN), se han unido al instituto Salud sin Bulos para aportar su granito de arena a la información veraz sobre nutrición en estos tiempos de coronavirus. (https://saludsinbulos.com/). La OMS ya ha advertido en varias ocasiones de que no existe ningún alimento que pueda prevenir o curar la infección por el nuevo coronavirus.

La doctora Ana Zugasti, de la SEEN, explica: No hay estudios sobre ningún alimento curativo frente al covid-19. Lo que sí es fundamental es recordar la relación de un estado nutricional alterado con un mayor riesgo de infección por coronavirus. Ejemplo, el jengibre. Aunque se conoce que él, como tantos otros alimentos, tiene propiedades saludables, no hay ningún estudio que confirme que posee respuesta frente a la infección por coronavirus.

Pero cuando los charlatanes no son Youtubers sino presidentes de países o ministros los que se dedican a dar consejos o recetar medicinas, detrás de atriles, como si fueran ellos los científicos o las eminencias médicas, entonces existe un gravísimo problema, porque sus declaraciones llegan a muchas personas que los van a creer, que no se van a plantear ni siquiera si eso es cierto o no, ni lo van a cuestionar, simplemente porque los consideran en una jerarquía superior de conocimiento y liderazgo y reconocen en el mandatario un caudillo salvador.

Donald Trump y la teoría de los desinfectantes

«Veo que el desinfectante lo noquea en un minuto, en un minuto. ¿Hay alguna manera de que podamos hacer algo como una inyección dentro o casi una limpieza? Como pueden ver, llega a los pulmones y alcanza una cifra tremenda en los pulmones, por lo que sería interesante comprobar eso», afirmó Donald Trump, dirigiéndose a Bill Bryan, director de la División de Tecnología y Ciencia del Departamento de Seguridad Nacional.

A continuación, mirando a Bryan, pasó a preguntarle si se podía «meter luz solar dentro del cuerpo, para que venza al coronavirus. Por tanto, supongamos que exponemos al cuerpo a una tremenda cantidad de luz, ya sea ultravioleta o solo luz muy potente. Creo que ha dicho usted que eso no se ha comprobado». Continuando su argumentación sin base científica pasando a plantear la posibilidad de una inyección de desinfectante en el cuerpo humano para que el organismo pueda acabar con la enfermedad generada por el coronavirus. Ante la mirada de incredulidad de la Doctora Birx, experta en salud pública de la Casa Blanca y que se hizo viral en todas las redes sociales. (https://cnnespanol.cnn.com/video/pandemia-coronavirus-doctora-birx-trump-lejia-desinfectante-luz-sol-salud-eeuu-dusa-vo/).

Tras la comparecencia de Trump, los expertos científicos y sanitarios se echaron las manos a la cabeza tras sus afirmaciones, por considerar que sus mensaje irresponsable e inadecuado en términos sanitarios.

«Esta noción de inyectar o ingerir cualquier tipo de producto de limpieza en el cuerpo es irresponsable y es peligrosa», ha asegurado el neumólogo Vin Gupta, en declaraciones a NBC News. «Es un método habitual para las personas que quieren matarse», ha remachado.

«Se lo estaba preguntando sarcásticamente a reporteros como usted para ver qué pasaba», dijo Trump ante un grupo de periodistas fuera de las cámaras. Pero inmediatamente los servicios de emergencias y empresas del sector, alertaban que no se pueden tomar al pie de la letra las palabras del presidente y Maryland recibía más de cien llamadas interesándose por las propiedades curativas de los productos.

El cirujano general de Estados Unidos, Jerome Adams, portavoz de Salud Pública del Gobierno federal, advirtió públicamente contra la automedicación. Un recordatorio para todos los estadounidenses”, decía este viernes por la mañana en Twitter. “POR FAVOR, hablen siempre con su profesional sanitario antes de administrarse cualquier tratamiento o medicamento a ustedes o a un ser querido. Aún más explícito fue el servicio de emergencias del Estado de Washington, en su advertencia difundida por Twitter el jueves por la noche: Por favor, no coman pastillas de detergente ni se inyecten ningún tipo de desinfectante.

Al mismo tiempo todos los toxicólogos, tuiteaba el profesor de Harvard Bryan D. Hayes. Inyectarse o ingerir cualquier tipo de producto de limpieza es un método habitual para las personas que quieren matarse.

En las siguientes horas el Centro de Control de Envenenamientos de Nueva York siguió recibiendo llamadas relacionadas con la ingesta de lejía o el desinfectante Lysol, además de otros productos de limpieza. Según la Agencia Efe, el departamento manejó por teléfono nueve casos por exposición al Lysol, diez relacionados con la lejía y once con otros productos de limpieza del hogar, en un período de 18 horas antes de las tres de la tarde de este viernes.

También la compañía británica que fabrica el desinfectante hogareño Lysol, declaró: «Como líderes globales en productos de higiene y para la salud, debemos dejar en claro que bajo ninguna circunstancia, nuestros productos desinfectantes han de administrarse en el cuerpo humano (sea por inyección, ingestión o cualquier otra ruta)».

Y Craig Spencer, médico de salud global en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, añadió en una entrevista con el diario The Washington Post: «La sugerencia de Trump no es algo nimio, algo dicho al pasar, una idea de que quizá esto funcione. Es peligrosa, ha agregado. Señaló que le preocupa «que muera gente por esto».

Hidroxicloroquina descartada como cura

Pero no fue la primera vez que Donald Trump hablaba sobre fármacos como cura para el covid-19. Otra vez pidió que se pusieran en uso dos fármacos contra el coronavirus: «Juntos pueden cambiar la historia de la medicina», haciendo referencia al medicamento antimalárico hidroxicloroquina y el antibiótico azitromicina.

Después de varios estudios europeos que poníaos, un último informe americano determinaba que este medicamento no sólo no frena los efectos del covid-19, sino que, los pacientes que lo tomaron registraron un importante aumento en su tasa de mortalidad. Estos son los datos de la Administración de Salud de Veteranos de Estados Unidos: de 368 pacientes, 97 pacientes que tomaron hidroxicloroquina tuvieron una tasa de mortalidad del 27,8%. Los 158 pacientes que no tomaron el medicamento tuvieron una tasa de mortalidad del 11,4%, por lo que el compuesto que propuso el gobierno de Donald Trump, y que ya era un tratamiento contra la malaria, no tendría validez alguna. «En este estudio, no encontramos evidencia de que el uso de hidroxicloroquina, con o sin azitromicina, redujera el riesgo de ventilación mecánica en pacientes hospitalizados con covid-19».

El ensayo fue detenido en Brasil por problemas cardíacos también. El pasado 13 de abril, el ensayo que se realizaba a 81 pacientes con este medicamento también fue detenido, al observase problemas cardíacos en sus pacientes, si bien ahora se está demostrando que el coronavirus produce daños respiratorios y cardiovasculares al mismo nivel.

La tasa de mortalidad para aquellos que solo recibieron atención estándar fue del 11%. La hidroxicloroquina, con o sin azitromicina, se prescribía a pacientes que padecían enfermedades más graves, pero los autores del estudio descubrieron que persistía una mayor mortalidad, en vez de curar.

Envenenarse con limpiador de acuarios

Según la información de Forbes, la receta de Trump por los medios de comunicación tuvo sus consecuencias, porque un hombre murió en Arizona y su esposa cayó grave tras haber consumido fosfato de cloroquina, una sustancia similar al medicamento para la malaria, compuesto de fosfato de cloroquina utilizada para limpiar peceras y acuario. El matrimonio estaba sano y no sufría ningún síntoma del covid-19, pero tenían «miedo» de enfermar.

No solo en Estados Unidos tuvo repercusión, Bloomberg informó de múltiples envenenamientos en Nigeria de personas que intentaron tratarse con cloroquina.

Hasta La Administración de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas en inglés) advirtió de que la gente no debe tomar cloroquina o hidroxicloroquina para tratar la covid-19 fuera de un hospital o un ensayo clínico, alegando informes de graves problemas de ritmo cardiaco. Continuaremos investigando los riesgos asociados al uso de hidroxicloroquina y cloroquina para la covid-19, y cuando tengamos más información la comunicaremos públicamente.

de Madagascar y la comercialización de la bebida Covid-Organics

El presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, anunció este lunes la comercialización de un remedio tradicional compuesto por plantas medicinales como curativo y preventivo contra el coronavirus. Rajoelina señaló a través de su cuenta en la red social Twitter, que este compuesto líquido nombrado como Covid-Organics, ha sido desarrollado por el Instituto Malgache de Investigación Aplicada (IMRA). Covid-Organics, un remedio tradicional mejorado a base de artemisa y de hierbas curativas endémicas contra el coronavirus. Un anuncio que provocó como poco escepticismo ya que hasta la fecha no existe una vacuna contra el covid-19 ni un tratamiento efectivo per se.

Rajoelina ya anunció que el remedio ya estaba en fase de pruebas clínicas para su validación. «Madagascar envía un mensaje de esperanza al mundo a través de nuestra biodiversidad, compuesta por 80% de especies endémicas. Frente a la COVID-19 podremos ofrecer un remedio tradicional mejorado compuesto por plantas medicinales malgaches que ya ha demostrado su eficacia”, aseguraba.

Además, mediante un decreto presidencial dijo que Covid-Organics es obligatorio para los niños que regresan a la escuela el miércoles. El presidente Rajaolina dijo el lunes que había curado dos casos de covid-19.

Los Covid-Organics se distribuirán de forma gratuita a nuestros compatriotas más vulnerables y se venderán a precios muy bajos a otros. Todos los beneficios serán donados a IMRA para financiar la investigación científica, escribió el presidente en Twitter.

Estoy convencido de que, de hecho, la historia nos demostrará, pero hoy ya hay dos casos que se han curado con Covid-organics, pero en realidad veremos qué sucede después. (…) Covid Organics se utilizará en profilaxis, es decir, preventivo, pero las observaciones clínicas han mostrado una tendencia hacia su efectividad en curativos, otros estudios clínicos están actualmente en curso, enfatizó en el lanzamiento.

El paroxismo de Nicolás Maduro

Después de definir al coronavirus como un arma «bioterrorista» y dar remedios caseros para superar enfermedad, Twitter borró la publicación porque la información compartida era falsa.

«El destacado científico venezolano, Sirio Quintero, me hizo llegar 3 interesantes artículos sobre el coronavirus y me ha dado su permiso para compartirlos con el pueblo venezolano. Aquí se los dejo: 1) bit.ly/2WzPAvT 2) bit.Iy/33Cg2qe y 3) bit.ly/2vGiwHy», escribió el pasado domingo. En estos artículos, Quintero se refiere al coronavirus como «expresión de la más alta capacidad científica y tecnológica alcanzada por los núcleos de poder imperial en su prontuario bioterrorista con la liga de fábricas de armas bacteriológicas bajo la fachada de laboratorios de investigación».

De acuerdo con Quintero, «el coronavirus está diseñado en laboratorios para atacar específicamente órganos del cuerpo humano de las razas chinas y las etnias latinoamericanas». Además, prescribe remedios caseros a base de extractos de plantas, tales como «tomar cinco vasos diarios durante doce semanas de pócimas de malojillo con jugo de limón amarillo y miel de abeja», o de ondas electromagnéticas: «Con un dispositivo que emita ondas cuadráticas sería suficiente una frecuencia de 1737 Mhz durante solo 62 segundos».

 Maduro calificó de «doctor» a Quintero, a pesar de que, según confirmó el diario venezolano Tal cual, ni siquiera tiene estudios de Medicina. También anunció que lo recibiría en el Palacio de Miraflores para que pudiera contribuir a lucha contra la pandemia.

Nicolás Maduro compartió documentos en la red social que decían que el coronavirus «es un parásito intracelular que procede de una cepa de larvas del VIH-Sida, cruzadas con larvas de helmintos de Fasciola Hepática. Agregando segmentos del ADN humano de crecimiento embrionario y cultivadas en un laboratorio en líquido amniótico de mujeres embarazadas».

Giovanny Garavi, profesor del Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional de Colombia e investigador del grupo de FaMeTraFarmacología de la Medicina Tradicional y Popular, afirma que no hay evidencia de que la receta de Quintero puede ayudar en el tratamiento de una enfermedad.

«Es muy difícil evaluar el efecto de tantas plantas en combinación, porque contiene muchas sustancias y las probabilidades de interacción son muy altas. Lo que se conoce de algunos de los componentes de este remedio es que pueden ser útiles en el manejo de manifestaciones sintomáticas, por ejemplo, como expectorantes del resfriado común, pero sin lugar a duda, no existe evidencia de que ataquen al agente causal de la enfermedad coronavirus», explica Garavi, y afirmó contra las declaraciones de antibióticos naturales del brebaje de Maduro:

«La palabra antibiótico se reserva a las infecciones por bacterias. El covid-19 es un virus, sobre el cual el fármaco que lo afecte debería ser un antiviral. Los antibióticos no son útiles frente a los virus y su utilización equivocada en estos casos, constituye una de las causas de desarrollo de resistencia de las bacterias frente a los antibióticos, lo cual es un enorme problema de salud en la actualidad».

Bielorrusia: matar el virus con vodka

No hay virus aquí. No los has visto volar, ¿verdad?

Así se expresó el presidente bielorruso, Alexander Lukashenkde, ante los periodistas en rueda de prensa, quienes se asombraron por su actitud frente al brote de coronavirus, burlándose de la sugerencia de que su país entrara en el esfuerzo de detener la propagación del virus, porque no lo había visto «volando».

En diálogo con un periodista de televisión durante un partido de hockey sobre hielo, el presidente bielorruso afirmó que los espectadores presentes estarían bien, porque el frío en el estadio evitaría la propagación del covid-19. El presidente aconsejó ir a saunas y beber vodka como medidas para combatir el virus, pero luego se distanció de los comentarios y dijo que se trataba de «una broma».

Lukashenkde recomendó sudar en un sauna y tomar mucho vodka para matar al virus: «Debes beber el equivalente de 40 a 50 gramos de vodka puro al día», aseguró el primer mandatario, quien dirigió una granja colectiva durante la era soviética y de allí su amor por las patatas y el campo. «Eso es, el tractor curará a todos. El campo sana a todos». En redes sociales se burlaron de sus comentarios con un meme de una supuesta droga que curaba el coronavirus llamada Tractorín, unas pastillas con forma de estas máquinas en miniatura.

La OMS recomendó también una cuarentena y el toque de queda, lo que rechazó argumentando que en esta organización mundial «siempre hay demasiada política».

Irak: la culpa es por el matrimonio homosexual

El influyente clérigo chií iraquí Muqtada Al-Sadr, responsabilizó de la pandemia mundial del coronavirus a la progresiva legalización del matrimonio homosexual en las últimas décadas, y comparó la crisis con un castigo divino. Esto puede tratarse de un acto de penitencia por la culpa y, por lo tanto, exhorto a todos los gobiernos a que eliminen esta ley de inmediato y sin dudar.

También acusó al presidente Donald Trump de propagar el coronavirus entre los críticos de Estados Unidos.

En las últimas semanas, Al-Sadr desafió las medidas iraquíes para contener el virus y continuó celebrando oraciones en masa.

Zimbabue: castigo de Dios a otros países

El coronavirus es la obra de Dios para castigar a los países que nos han impuesto sanciones.

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, no dijo nada controvertido sobre el coronavirus, pero tuvo que intervenir ante una polémica iniciada por uno de los miembros de su gabinete. El ministro de Defensa, Oppa Muchinguri, aseguró que la pandemia es la «venganza de Dios a los países occidentales que impusieron sanciones a la nación africana».

Chile: «La posibilidad de que el virus se vuelva buena persona»

Mañalich, miembro del gobierno de Sebastián Piñera, en una entrevista para el canal 24 horas, expresó la posibilidad de que el coronavirus se volviese «buena persona»: «Todo esto tiene una variabilidad, porque estamos hablando de una partícula que se ve solo en el microscopio electrónico que no podemos predecir su comportamiento».

«¿Qué pasa si este virus muta de una forma más benigna y en realidad lo único que produce es un resfrío común, como la mayoría de los coronavirus antiguos? ¿Qué pasa si el virus muta y se pone, perdón por la palabra, buena persona? Es otro escenario», declaró Jaime Mañalich.

Bolivia: Curar el coronavirus con oración, ayuno, penitencia y fe

Otras polémicas. Las palabras de Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia, promoviendo una «oración» y un «ayuno» para luchar contra el coronavirus, con multitud de críticas por los recortes en Sanidad desde que subiera al poder: «Queridos bolivianos, pido a ustedes unirnos en una oración permanente. Este domingo inicia una cuarentena total y pido que podamos realizar un ayuno en oración, arrepentimiento y fe, para que sea nuestra mayor arma de lucha contra esta enfermedad. Que Dios bendiga a Bolivia».

México: Desde la inmunidad de la anticorrupción, hasta tréboles y estampas del sagrado corazón de Jesús, para la prevención del coronavirus

López Obrador, presidente de México: «No nos van a hacer nada los infortunios, las pandemias, nada de eso. Vamos a sacar adelante a nuestro país, porque cuando no hay corrupción el presupuesto rinde; cuando hay corrupción no alcanza para nada. Ahora no es así».

«El escudo protector es como el detente, ¿saben lo que es el detente?, ¿verdad? El escudo protector es la honestidad, eso es lo que protege, el no permitir la corrupción. Miren, este es el detente. Esto me lo da la gente», dijo sacando su billetera y mostrándolo destacando entre ellos «el detente. Miren, aquí hay otro detente. Detente, enemigo, que el corazón de Jesús está conmigo», añadió. «Les quiero mostrar algo que le va a dar mucho gusto al señor que me lo dio, si lo muestro aquí. Yo creo que no lo traje, no lo tengo, es un trébol”, añadió.

«Aprovecho para decirle a los que están escuchando, que tengamos confianza en nosotros mismos, en los mexicanos. Siempre lo repito que, por nuestra idiosincrasia, nuestra cultura, hemos resistido todas las calamidades, epidemias, terremotos, inundaciones, malos gobiernos, neoliberalismo, saqueos, y estamos de pie y vamos a seguir estando de pie, por la grandeza de México. Entonces, no nos dejemos apantallar, vamos a salir adelante, se va a llevar a cabo, se está llevando a cabo la cuarta transformación», continuó diciendo.

Irán y República Dominicana: Morir con alcohol casero para prevenir el coronavirus

«Se rumoreó que el alcohol puede lavar y sanear el sistema digestivo», dijo el Dr. Javad Amini Saman en la ciudad occidental iraní de Kermanshah.

Los medios de comunicación iraníes informan de que casi 300 personas han muerto y más de 1,000 se han enfermado hasta ahora, por la ingestión de metanol en toda la República Islámica, donde está prohibido beber alcohol y donde los que lo hacen dependen de los contrabandistas.

Pero en los mensajes enviados y reenviados de nuevo, las cuentas de los medios sociales iraníes en farsi, sugerían falsamente que un profesor de una escuela británica y otros se curaron del coronavirus con «whisky y miel», mezclados con mensajes sobre el uso de desinfectantes de manos a base de alcohol; algunos creyeron erróneamente que el consumo de alcohol de alta graduación mataría el virus en sus cuerpos.

También, al menos 109 personas han muerto en República Dominicana por beber clerén, un alcohol de fabricación artesanal originario de Haití, creyendo que era un remedio eficaz contra el coronavirus, según ha informado este viernes el ministro de salud, Rafael Sánchez Cárdenas. Según el diario dominicano Hoy, existían 130 casos de contagio y 109 fallecidos.

Reino Unido: Por la boca mueres el pez

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró en una conferencia de prensa, realizada el 3 de marzo, que no estaba preocupado por darle la mano a la gente en medio del avance de la pandemia de covid-19 en Reino Unido.

Su argumento era que lavarse las manos «era lo crucial». Así se jactaba: «Estaba en un hospital la otra noche, donde creo que había pacientes con coronavirus y les estaba estrechando la mano a todos».

Durante un tiempo, la estrategia del gobierno británico contra la pandemia de coronavirus se basaba en la «inmunización del rebaño», según dijeron asesores de Downing Street.

El primer ministro defendía que, si lograban retrasar el pico de la pandemia, podría hacer frente al virus con más eficacia a medida que mejorara el clima: en verano habría menos personas en los hospitales sufriendo de enfermedades respiratorias comunes y más camas disponibles. Sin embargo, un modelo matemático del Imperial College de Londres, advirtió que más de 200,000 personas podrían morir a causa del coronavirus si el gobierno no cambiaba su estrategia.

En ese entonces, Johnson probablemente no se imaginaba que él mismo se convertiría en uno de los millones de contagiados por el covid-19 y que, incluso, pasaría días en terapia intensiva. Johnson fue diagnosticado con el nuevo coronavirus el pasado 27 de marzo y el 5 de abril fue hospitalizado «por precaución» en el hospital londinense de St Thomas. Al día siguiente había sido trasladado a la unidad de cuidados intensivos por el empeoramiento de su cuadro de salud, en la que pasó tres noches. En tan solo salió del centro médico, se apresuró a expresar su agradecimiento a todo el personal del centro médico en general, y a un enfermero portugués y una enfermera neozelandesa, en particular.

Fuentes:

https://www.europapress.es/internacional.
https://www.infobae.com/america/venezuela
https://elcorreoweb.es/internacional/
https://cnnespanol.cnn.com/
https://ahoraeg.com/salud/
https://www.telecinco.es/informativos/salud/estudio-determina-hidroxicloriquina-coronavirus-mortal_18_2935020168.html
https://www.aa.com.tr/es/mundo/bielorrusia