Vacaciones en Crimea

(Presentación lingüística. Mayo, 2017. Estelí).

 

MSc. Helen Cristina Medina Bertrand

Quien escribe, teje. Texto proviene del latín, «textum» que significa tejido. Con hilos de palabras vamos diciendo, con hilos de tiempo vamos viviendo. Los textos son como nosotros: tejidos que andan.

Eduardo Galeano.

Vacaciones en Crimea es la quinta novela del escritor nicaragüense Jorge Canda, de quien Anastasio Lovo, presidente honorario del Centro Nicaragüense de Escritores, dijera: «Jorge se establece como un sólido, pulcro y cosmopolita novelista en las letras hispanoamericanas». Esto es evidente, el doctor Jorge Canda es un artista, con su habilidad para manejar la pluma, expone a la comunidad lectora, una novela de agudo análisis psicológico y concisión de estilo que, con prudencia, exactitud y erudición, escribe un relato de perfil policial para exponer temáticas de interés coyuntural como ser:

– Rendir culto a todas las jóvenes que han sido víctimas de trata de persona.
– Develizar la crisis de valores morales de los políticos y empresarios, común en diferentes partes del mundo.
– La denigración que sufren considerables mujeres a través de empresas virtuales que se dedican a reclutar jóvenes para fines ominosos.
– Y el señorío del idioma que une a las personas, brinda oportunidades de empleo y permite un mejor desarrollo.

Para el análisis lingüístico se han considerado tres aspectos: forma, contenido y semántica:

En el plano de la forma:

Pertenece al género novela, con narrativo extenso que expone historias de prostitución, corrupción, crímenes y revolución en la República de Ucrania. Su estilo es una prosa híbrida: policial y de ficción que la ubican como una obra clásica que deja impronta de cómo un centroamericano ve las realidades de otro continente desde la literatura. Su arquitectura presenta cuatro partes, cada una introducida por paratextos que le dan un toque singular y estético; los intertextos citados, evocan a escritores y poetas rusos- ucranianos, respetados en el singular mundo de la Literatura, para citar: Ánton Chéjov, autor de la obra teatral «Las tres hermanas»; Ana Ajmátova, destacada poeta de la época de plata de la literatura rusa; el filósofo, poeta, músico y filólogo alemán Friedrich Nietzsche y Svetlana Aleksándrovna, galardonada con el Premio Nobel de Literatura en 2015, deja entrever diáfanamente la epistemología del autor.

En el plano del contenido:

Los capítulos burilados con cuidado, presentan una preceptiva literaria impecable que hace recordar al eterno candidato al premio nobel de Literatura, Milán Kundera, con su obra «La fiesta de la insignificancia». El doctor Canda en la página 12 de su obra expone:

«La llovizna matinal que anunció el nuevo amanecer continuó cayendo hasta poco antes de mediodía. Cuando decidió salir a la calle el cielo contemplaba con indiferencia numerosos grupos dispersos de nubes grises».

En la página 20:

«A veces la imagen del mexicano aparecía y se reproducía constantemente en su imaginario, le parecía verlo corriendo en movimientos circulares como lo hace un caballo no domesticado en un espacio cerrado. ¿Era el momento de abrir el corral y dejarlo libre?»

En la página 23:

«Este es mi paraíso, el delicado sonido de las olas, el movimiento incesante de las aguas, la tibia brisa, el sabor a yodo, los pelícanos y gaviotas volando a baja altura, pequeños cangrejos desplazándose por la arena y la presencia omnipotente del sol hacen que me sienta inmersa en la naturaleza, más humana».

Esta concurrencia de epítetos, adjetivaciones y comparaciones para crear imágenes que permiten al lector vivir la narrativa y viajar a esos mundos, a esas experiencias que sólo la literatura permite. La inclusión de diálogos, evidentes a lo largo de los capítulos, permite al lector, adentrarse en los personajes y percibir las emociones que hacen que la obra cobre vida y establecer una conexión mágica entre el pensamiento del texto y del que lee. En las páginas 43 y 44 se presenta el diálogo entre Tatiana, quién anda en la búsqueda de una chica desaparecida y Hacina la entrevistada, el diálogo textualmente reza:

«—¿De qué nacionalidad es la chica?

«—De Crimea.

«—¿Tiene alguna foto de ella?

«—Sí, déjeme mostrarle.

«—No la he visto, me parece que puede ser una joven que se junta con el grupo de búlgaras y rumanas, pero no le puedo ayudar, ellas se niegan rotundamente a recibirnos, nosotras dejamos de insistir desde hace algún tiempo. Peor aún, parece que hay proxenetas rumanos de por medio. No creo que pueda ayudarle, lo siento.

«—Pero ¿usted podría indicarme dónde atienden esas mujeres o dónde puedo encontrar a una de ellas? Yo no la involucraré a usted, se lo aseguro. Lo único que quiero es saber si esa chica está aquí para tranquilidad de sus padres».

En el plano semántico:

La novela tiene un objetivo marcado y es rendir tributo a todas las jóvenes que han sido víctima de trata de personas. El autor empodera a la mujer con el protagonismo de 3 jóvenes: Tatiana, Nadejda y Natalia, quiénes descubren el propósito oculto de la empresa en la que trabajan; juntas disponen realizar una investigación, auxiliadas por unos hackers, en el proceso van descubriendo otras situaciones, las cuales publican, quedando al descubierto y concluyen con la evidencia de una de ellas, después de tenderle una trapa.

La página 304, hace notoria la determinación femenina de una de las protagonistas que expresa:

«—A partir de hoy cambian los parámetros en nuestras relaciones con la empresa para la que trabajamos –continuó Tatiana–. Abrir bien los ojos, desconfiar de todo y, sin embargo, actuar con naturalidad mientras hurgamos en su lado oscuro, éste es el reto queridas amigas. Debemos asumir que no será nada fácil, hay que partir de un hecho: nuestra propia seguridad estará permanentemente expuesta. Hemos de apoyarnos mutuamente, ser fuertes y no vacilar hasta alcanzar nuestros objetivos. Ahora más que nunca debemos utilizar en nuestras comunicaciones únicamente los celulares personales, no olviden evitar cualquier contacto a través de la red de la empresa. Tengamos presente una cosa, mientras los propietarios no sepan nada de nosotras, es decir de nuestras actividades ocultas, estaremos de alguna manera protegidas. Si en algún momento se sabe en lo que andamos, a partir de entonces estaremos totalmente expuestas y en su momento deberemos tomar las medidas apropiadas».

En consecuencia, la obra permite visualizar a través de la organización del pensamiento: causa-efecto, comparación-contraste, la despiadada realidad, la brutalidad, falta de humanidad, pérdida de valores y deshonra que sufren muchas mujeres por las empresas virtuales que negocian para términos funestos la dignidad femenina.

La novela concluye con la inserción del género epistolar, en el que se evocan monumentos como el palacio de Vorontsov construido en el siglo XIX; Sudak, pequeña ciudad fundada por genoveses en el siglo XV, convertida en un importante enclave comercial entre otros; a su vez, el clímax narrativo cita los versos del poeta romano Cátulo, que literalmente dice:

«Odio y amo. ¿Cómo es posible?, preguntarás acaso. No lo sé, pero siento que me ocurre y me atormenta».

Significancia de la obra en el plano universitario:

Referido a Lenguas hispánicas, es una novela que junto al libro Paratexto de Azul de la Máster Marlene Rodríguez, es el material idóneo para comprender los paratextos, tipologías textuales y las secuencias discursivas; de igual manera, potencializar la investigación por el grado epistemológico que el autor le imprime a la obra y el fortalecimiento del hábito lector. Referido a Ciencias Sociales, la vigencia y actualidad del tema es un asunto coyuntural, heurístico y de interés universal.

«Un gran artista puede provenir de cualquier lado. Pero, no cualquiera puede convertirse en un gran artista.» (Antón Ego).