Tulipanes navegan en mi alma

Delvin Mendoza Olivar

Veo oscuro

Al borde de la locura
mirabas el mundo de forma abstracta.
Yo la miraba ligera.

Tu sonreías.
Yo reflexionaba.

Con precipitada entrega
recorrías la montaña,
yo te miraba desde el lago.

Me aventuraba a la tempestad del mar,
alejada.
Tú te lanzabas a sobrevivir del milagro.
Yo buscaba oportunidad con la brisa.
Soportabas el frio y te buscaba
en el silencio de mis costas.

Y te alejabas sin regreso…
Mientras yo brindaba
con tu silueta en la espuma…

Con más prisa, hacia otros puertos,
volabas.

Sigo amándote

Mañana quiero recorrer campos juntos,
carreteras, ríos caudalosos en tu piel.

Te sigo entre mares. Te siento
en la brisa de mis ojos.

En tu tiempo respiro vida.
Si tan sólo vinieras esta tarde fugaz.
Tulipanes navegan en mi alma.

Ven en este sorbo de aire, lleva el temor
de morir sin luciérnagas en mi pecho.

Ven a mi casita en la colina.
Toma este puñado de mariposas…
¡Secretos de amor!

Corramos en la cabaña que la primavera llegó.
Truenos de quietud… marcado de olvido.

Abril, 2019.