Poemas premonitorios

Mara Storni

Historia repetida

La tiranía persiste
somos masacrados por jaurías
avanzando por calles asfaltadas

conquistadores ahora
con otros yelmos guayaberos
otros cascos con partido al lado

son distintos sus carruajes y sus bestias
son los mismos sus encantos su estrategia

Arrinconados silenciosos gemimos cabizbajos
con el látigo de la historia golpeando nuestros huesos

En callejones, buscamos al viento
que se esconde ronco, deshojado
al igual nuestros ojos se resbalan
buscando imágenes en las ventanas de las casas

Al fin caen desgajados
con sus pupilas y sus párpados
luego se pierden sobre la tierra mojada
mojada con esa sangre en remolino
que no cesa de fluir
que no cesa …
que no acaba.


¿Árbol?

El árbol de la muerte tiene hojas de acero
que no caen con el tibio viento
sus ramas se agitan como gaviotas asustadas
un silencio seco navega entre su tallo
hierve por dentro en rivera larga
como hilo cordillero saliendo entre rendijas
un sudor de sangre ahora transparente
te riega árbol siniestro

Caudillo taciturno
el mar de fuego ha de llegar
hasta tus raíces ocultas
te secará
te abandonará
te callará
solo la justicia ciega
hablará alguna vez
de tu existencia.